Herramientas para conocer, prevenir y manejar el riesgo de abuso sexual infantil y adolescente en los entornos digitales.

¿Por qué las nuevas tecnologías facilitan el abuso sexual en línea?

Hay características de las TIC, de sus aplicaciones y de sus escenarios que pueden facilitar el abuso sexual en línea de niños, niñas y adolescentes.

De los entornos digitales

  • Anonimato y despersonalización:
    Podemos interactuar por Internet con otra persona a quien no conocemos y que puede ocultar su identidad. Los abusadores fingen ser quienes no son y a las autoridades se les dificulta identificarlos. La despersonalización de los entornos digitales hace que no veamos al otro como un ser humano real y, en el caso de los predadores, ven a los menores de 18 años como simples objetos sexuales
  • Desinhibición:
    Los niños, niñas y adolescentes pueden sentirse con mayor libertad de hacer cosas que no harían en la vida real o hablar de temas íntimos que no tocarían en conversaciones cara a cara. Es común ver a personas muy tímidas ser muy extrovertidas en Internet.

    Para muchos es más fácil compartir su información privada o hablar en línea acerca de la sexualidad, más que en la vida real. Las conversaciones muy personales por Internet crean una sensación de intimidad y predisponen a pasar, por ejemplo, a conversaciones sexuales
  • Desdibujamiento de los límites de la privacidad y de la intimidad:
    La información o conversaciones privadas son cada vez más públicas y muchos, inclusive desconocidos, pueden verlas y apropiarlas. Con una pantalla de por medio, nos podemos desinhibir y decir o hacer cosas que de pronto en persona no seríamos capaces ni quisiéramos compartir con tantos. Publicar lo que se está haciendo o sintiendo minuto a minuto puede ser útil para que abusadores infantiles sepan cómo chantajearlos o manipularlos. Otro aspecto, como lo explica Viviana Quintero de Red PaPaz, es que las niñas pequeñas que jugaban con tacones, ropa y maquillaje frente al espejo, ahora, toman fotos y videos de estos comportamientos y los suben a las redes sociales haciendo que este juego que antes quedaba en la privacidad, ahora esté expuesto ante el mundo. En muchas ocasiones ellas actúan de manera sensual imitando actitudes que ven en los medios de comunicación.

  • Erotización de niños, niñas y adolescentes:
    La mayoría de niños, niñas y adolescentes aprenden sobre la sexualidad a partir de contenidos emitidos en la televisión, películas, novelas, videos, emisoras radiales, publicidad, entre otros . Los contenidos que se muestran en muchas oportunidades no son apropiados para su edad y pueden recibir el mensaje de que ciertas actividades sexuales, tal y como se presentan en esos medios, son aceptadas socialmente (p. ej. la actividad sexual entre adultos y niños, la violencia sexual en las parejas románticas). También es frecuente encontrar la utilización de niños, niñas y adolescentes en papeles y actividades que corresponden a personas adultas, como puede suceder con mensajes publicitarios con niñas vestidas y maquilladas de manera sensual, reinados de belleza, desfiles de pa interior. Se ha encontrado que niñas, niños y adolescentes que han estado más expuestos a contenidos y experiencias de este tipo, tienen más dificultades para reconocer las reglas sociales que regulan los comportamientos sexuales en el medio en el que viven. Además, construyen un concepto de la amistad, el amor y la intimidad que los pone en mayor riesgo de involucrarse en actividades sexuales que no comprenden y en las cuales no están en capacidad de dar su consentimiento.

  • Accesibilidad e interactividad:
    Todas las personas con conexión a Internet pueden acceder al espacio que deseen y conectarse con quien deseen. En el caso de los niños, niñas y adolescentes el acceso a material violento y sexual o el contacto con abusadores es muy fácil: tanto ellos como sus amigos virtuales -y los abusadores- están conectados y disponibles 24 horas al día

  • Facilita el juego de roles:
    Gracias al anonimato y la despersonalización, las personas pueden elegir ser quien quieran ser en Internet, incluso pueden ser varias personas al mismo tiempo. Cualquier persona que tenga acceso a Internet podría crear y mentir con respecto a sus historias de vida y experiencias sin que, aparentemente, nadie lo pueda comprobar

  • Personalización de los dispositivos:
    Como el acceso a Internet es ahora fácil desde cualquier dispositivo, la conexión a Internet no siempre puede ser supervisada. Los abusadores pueden encontrar a niños, niñas y adolescentes por medio de sus dispositivos las 24 horas del día

 

De las plataformas y dispositivos

  • Salas de Chat:
    Permiten conocer personas que tengan Internet, muchas veces de otros lugares del mundo. Puede suceder que hablemos con personas que aparentan ser otras, con el interés de recoger información para utilizarla con fines sexuales o extorsivos. También puede ser común que en las salas de chat se organicen encuentros personales entre quienes se conocen en línea
  • Redes Sociales:
    Permiten conocer personas que tengan Internet, muchas veces de otros lugares del mundo. La información que se sube a los perfiles personales en las redes sociales puede ser vista por muchas personas y, una vez que la información se comparte, puede ser copiada y utilizada por todas las personas que deseen hacerlo. En este espacio también es posible que las personas finjan ser quienes no son.
  • Blogs:
    En general son de acceso libre y frecuentemente contienen mucha información personal del autor del blog, por ejemplo fotos o entradas sobre los sentimientos de la persona con respecto a determinado tema (ver Blog). Si los niños, niñas y adolescentes, además de alimentar sus blogs con datos personales, se comunican con desconocidos, pueden volverse víctimas de los abusadores sexuales en línea.

  • Mensajería instantánea y correos electrónicos:
    Permiten el intercambio de información y conversaciones frecuentes, rápidas y privadas con otras personas y con los abusadores. Es frecuente en la mensajería instantánea o en los correos electrónicos que las personas no siempre son quienes dicen ser y, además, es imposible mantener control sobre aquellas cosas, fotos, videos e información que se envían por estos medios.
  • Juegos, comunidades y mundos en línea:
    En los juegos, mundos y comunidades en línea las personas se comunican, normalmente, a través de personajes ficticios, también llamados avatares. Es también un escenario para conocer nuevas personas. Muchos abusadores utilizan estos espacios para contactar a sus futuras víctimas pidiéndoles información y encuentros en otros contextos.
  • Páginas con contenidos pornográficos:
    A través de Internet, los contenidos pornográficos son de fácil acceso para los niños, niñas y adolescentes. La exposición de las personas menores de 18 años a este tipo de contenidos puede hacer que crean que lo que ven es aceptado socialmente, volviéndolas a la vez más vulnerables a acceder a ser utilizadas en pornografía infantil

  • Intercambio P2P:
    Esta herramienta para compartir archivos o documentos con otros usuarios de Internet puede, muchas veces, prestarse para el intercambio de material ilegal o dañino para los niños, niñas y adolescentes
  • Dispositivos:
    Los teléfonos inteligentes, computadoras, tabletas, consolas de videojuegos, entre otros dispositivos, al ser personales, limitan la capacidad de los padres de restringir, monitorear y controlar los contenidos y contactos a los que los niños, niñas y adolescentes acceden. Ellos pueden ser contactados por los abusadores en cualquier momento del día y desde cualquier lugar



@RedPapaz

 

Síguenos en:

youtube_logo   Logo-twitter   facebook-logo

Red PaPaz sede nacional

Av (Cr) 15 # 106-32 Of 603
Tel: +(57) 1 6191832 - +(57) 1 6191834
Cel: 310 7561190
Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Bogotá - Colombia

JoomShaper

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos