Imprimir esta página

¿Cómo sé si mi hijo puede estar en riesgo de ser intimidado ?

Algunas de las características más comunes que pueden indicar que su hijo corre el riesgo de ser intimidado son:

 

  • Tiene pocos amigos o ninguno.
  • Es ansioso.
  • Es tímido y/o retraído.
  • Es inseguro.
  • Frente a situaciones de conflicto, generalmente reacciona llorando o alejándose.
  • Si lo agreden, se deja o responde muy agresivamente.
  • Tiene baja autoestima (se siente poco atractivo, poco inteligente, fracasado).
  • Si es hombre, es más débil o pequeño que el resto de sus compañeros.
  • Tiene poca coordinación física (por ejemplo, para los deportes).
  • Es hiperactivo e inquieto.

ATENCIÓN: si su hijo manifiesta alguna de estas características, no necesariamente quiere decir que está siendo intimidado, sino que presenta un mayor riesgo que otros niños o jóvenes. Usted debe ver si una característica se aparece en su hijo de manera aislada o si viene acompañada de muchas otras. Si quiere conocer formas para evitar que su hijo sea intimidado diríjase a la sección de prevención

¿Qué acciones concretas puedo realizar para evitar intimidación escolar?

¿Cómo comunicarme mejor con mi hijo?

¿Qué puedo hacer si me entero de que mi hijo es víctima de intimidación pero no me ha dicho nada?

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos